Lugares donde bañarse en Guadalajara: Peralejos de las Truchas

Fotografía: Maribel Sobrino
A estas alturas del año, y con el calor que hace, apetece darse un buen chapuzón. Si estás buscando los mejores lugares donde bañarse en Guadalajara, has llegado al sitio adecuado. Incluso en este año tan raro, con zonas prohibidas para evitar aglomeraciones, hay muchos sitios para darse un chapuzón. Guadalajara es una provincia para descubrir.
Una de mis zonas preferidas es el Parque Natural del Alto Tajo. El río Tajo a su paso por la provincia de Guadalajara tiene una transparencia y un color de cuento. Te sorprenderá darte cuenta que lo que tienes enfrente es el Tajo. Después de 1.007 kilómetros este gran río desemboca en la gran ciudad de Lisboa. A su paso por Guada encontrarás rincones preciosos. Porque Guadalajara es mucho más que lavanda. Y ya te digo yo que si no has ido, un paseo por los campos de lavanda te va a conquistar.
Uno de los sitios donde bañarse en Guadalajara está en el pueblo de Zaorejas. Las playas de interior son ideales si vas con niños. La temperatura del agua es muy fría, pero terminarás dándote un remojón. Un baño aquí revitaliza cuerpo y mente. Te lo aseguro.
 
Hoy te cuento un gran plan en familia. Playa de interior, puente colgante, aguas cristalinas, zonas de pozas para darse un chapuzón en condiciones y una ruta muy sencilla hacia una preciosa cascada. ¿Puede haber un plan más completo?
Fotografía: Maribel Sobrino
El camino para llegar al puente colgante se hace en mitad de un gran cañón, donde cualquier persona se ve pequeña. Es un paisaje ideal para conocer el Alto Tajo.
 
Te esperan unos 9kms de pista forestal y de disfrute máximo del paisaje característico de la zona. Y es que llegar a los mejores lugares donde bañarse en Guadalajara no siempre es fácil. Imprescindible dejar que la mirada se pierda en las alturas. Si te fijas bien, es probable que veas unos cuantos buitres y águilas (y otras aves que no sabría decirte).
 
Tu destino será la Laguna de Taravilla. Desde allí accederás a pie al resto de sitios que te recomiendo. La pista está en buenas condiciones, aunque 9 kilómetros se te pueden hacer eternos. Disfruta del ritmo slow, de la conversación en familia, de descubrir espacios de río entre los árboles o de las aves que se divisan. ¿Cuántos de estos momentos te dedicas? A estas alturas no hay ni un poco de cobertura móvil. No tienes excusas. ¡A vivir el presente!
Irás pasando algunas pozas típicas de foto de instagram. La gente de la zona conoce cientos de estos rincones y cómo acceder a ellos. Si vas en coche, no podrás parar. Y además el acceso no es fácil.
Fotografía: Maribel Sobrino

Llegando a la Laguna de Taravilla

Al llegar a la laguna, tienes una explanada para dejar el coche. No tiene pérdida, encontrarás más coches aparcados. La laguna no se ve a simple vista, pero el paisaje ha cambiado y se ha llenado de juncos.
Junto a la laguna hay un merendero bien cobijado por árboles, donde podrás comer tranquilamente. Dispone sólo de dos mesas de madera. Si puedes, come allí, se está estupendamente.
A unos metros del merendero, sale un camino directo hacia el agua. El baño en la laguna está permitido. El acceso en este punto es tipo piscina. Si quieres bañarte, tendrás que tirarte desde una especie de embarcadero y subir por allí mismo. No es lo más cómodo si vas con niños pequeños.
Fotografía: Maribel Sobrino
No sé si hay otros lugares con mejor acceso para darse un chapuzón en la laguna. Tampoco nos bañamos allí. Nos contaron que mucha gente prefería bañarse aquí y no en el río porque el agua de la laguna está más caliente que la del río, y que el baño se hace realmente agradable.
Para ir a la zona de playa, tienes que pasar por el puente colgante. Justo después de pasar el merendero a la derecha, hay un camino cuesta abajo. Hay coches que entran por allí, pero si quieres mi opinión, no merece la pena bajar esa pista llena de piedras teniendo al lado una zona amplia, muy práctica y en muy buen estado de aparcamiento. El espacio es muy reducido. 
La bajada a pleno sol es algo pesada, aunque son sólo unos minutos (la subida es más dura ;). Procura llevar pocos trastos, y así será más fácil llegar a tu destino con energía de sobra.
Al bajar, verás una gran explanada con arboleda y mesas. Si tienes suerte, podrás ver animales sueltos, como estos caballos que nos encontramos a su aire. Eso, junto con la gran cantidad de libélulas de diferentes colores, te da una idea de la maravilla del lugar.
Fotografía: Maribel Sobrino

El puente colgante, una zona ideal donde bañarse en Guadalajara

Fotografía: Maribel Sobrino
Atravesar este puente aporta una buena dosis de aventura a la escapada. Desde el puente, admirarás el agua cristalina del río Tajo. Cuando ves el fondo de los ríos, apetece mucho más el baño. 
Las recomendaciones del puente es ir en fila de uno, no saltar, no acumularse más de 20 personas… 
Como los puentes colgantes no son muy frecuentes, para mayores y pequeños se convierte en un sitio diferente.

La playa de Peralejos de las Truchas

En Peralejos de las Truchas hay pozas tan espectaculares como esta para darte un chapuazón
Fotografía: Maribel Sobrino
¿Nos damos un chapuzón?. Este es el momento. Tienes más calor, y apetece más un baño. Las aguas cristalinas invitan. El agua está helada, pero te verás dentro en unos segundos. Y aunque hay muchas playas impresionantes en España, el baño en agua dulce te va a encantar.
Puedes entrar a la playa antes de cruzar el puente colgante o atravesándolo y aprovechando cualquier acceso que te lleve a la orilla. El río y los árboles forman pequeños espacios reservados para estar a solas con tu familia o amigos.
En algunas zonas hay arena fina en la entrada al agua formando pequeñas playas. Aún así, te recomiendo que lleves escarpines, cangrejeras o cualquier calzado que sirva para el agua. La mayoría del suelo está cubierta de piedras. 
La playa del puente colgante es una zona estupenda donde bañarse en Guadalajara
Fotografía: Maribel Sobrino
Uno de los tramos con más cantidad de agua coincide con el puente colgante. Había quien aprovechaba para lanzarse al agua desde lo más alto. Además de admirar su valentía, me planteaba si eso era bueno para cuidar el buen estado del puente colgante. Cuando volví a pasar, ya vi que mis pensamientos iban bien encaminados. Luego te cuento más.
La zona es realmente estupenda. Impresionante que eso exista «en mitad de la nada». Baños tranquilos, agua agradable, zonas con poco agua donde los peques se sienten a gusto para jugar, vegetación, libélulas, al lado tuya…
No sé a quien se le ocurriría construir el puente en esta zona, queda espectacular. Es un lugar precioso y del que disfrutar toda la familia.
Área recreativa del puente colgante: un lugar ideal donde bañarse en Guadalajara
Fotografía: Maribel Sobrino

El Salto de la Poveda

Fotografía: Maribel Sobrino
Antes o después del baño, te propongo una pequeña ruta, apta para todo tipo de pies. Cuando el enano era más pequeño, le llevábamos en una mochila Boba 4G. Como es una ruta fácil, con 3 o 4 años ya podrán ir solos. Depende de cómo sean tus hijos de andarines.
Cuando vas con niños, las rutas cortas y sencillas son todo un acierto. Te lo contaba por ejemplo con la Ruta de las Caras de Buendia, que es un paseo muy sencillo, o con la ruta de las estatuas de Condemios de Arriba. Si además la ruta está cubierta en su mayoría por arboleda, como ocurre en el Salto de Poveda o en el nacimiento del río Cuervo, se puede pasear incluso en pleno verano.
Siguiendo un camino a la sombra de los árboles, en poco más de 1km podrás ver la cascada del Salto de la Poveda. 
Fotografía: Maribel Sobrino
Justo en la bajada hacia el salto hay unas casas rurales y un pequeño parking. Puedes acceder a él desde la misma pista forestal que cogimos en Peralejos de las Truchas. Es una ruta circular que te llevará a Poveda. Por la cercanía desde el puente colgante, a nosotros nos gusta mucho más llegar a pie y haciendo una pequeña ruta de senderismo.
Cuando ha habido una primavera lluviosa, como ha pasado este año, el salto es mucho más bonito. Soy una enamorada de las cascadas. Si tú también disfrutas tanto como yo, otra escapada sencilla es la del Monasterio de Piedra.
Una precaución. En el Salto de Poveda casi puedes llegar a la base de la cascada. No te lo recomiendo. La foto de tu proeza no merece la pena si te puedes llevar un buen golpe. A instagram puedes subir otras fotos muy chulas. El lugar es espectacular. En mi perfil de instagram encuentras fotos de nuestras experiencias.

Dónde alojarte en Peralejos de las Truchas

El Rincón del Tajo, en Peralejos de las Truchas
Fotografía: Maribel Sobrino

La última vez que hemos estado en Peralejos de las Truchas nos hemos alojado en El Rincón del Tajo, que tiene apartamentos ideales para pasar unos días en familia. Toño, el dueño, tiene todas las medidas higiénicas contempladas. En el pueblo hay muchos más lugares para alojarte.

Además, en Peralejos de las Truchas encontrarás más lugares donde bañarse en Guadalajara es un placer. A menos de 2 kilómetros del pueblo está la zona de la presa. La encontrarás si giras a la izquierda en el campo de fútbol y en el frontón, y continúas recto (sin coger ninguna bifurcación) por la pista forestal. Llegarás al edificio de la antigua presa.

Nos comentaron que hay más zonas donde bañarse en la zona del camping. Y por la carretera los coches aparcados te dirán donde encontrar otros lugares donde bañarse en Peralejos de las Truchas.

 

Algunos planes tienen su parte mala

Este plan tuvo una parte mala. Siempre que llego a un sitio nuevo, y más en plena naturaleza, mis ojos se pierden por la belleza del lugar. El Alto Tajo es espectacular. Da mucha rabia cuando ves a gente tirándose del puente, aunque esté roto. Cuando hay más de 30 personas esperando su salto, aunque el máximo sea 20 y se pida distancia social por el Covid19, cuando lo primero que notas al llegar es la música a todo trapo y no el rumor del río,…
Fotografía: Maribel Sobrino
 
En los comentarios al artículo de Zaorejas, en el facebook de Chema del Parque Natural del Alto Tajo y en cualquier página de la zona, encontrarás peticiones de respeto a los espacios. Cada verano ven cómo lugares estupendos se deterioran y como la gente deja allí su basura. En Peralejos de las Truchas nos hemos cruzado con gente muy respetuosa. Pero solo tienes que ir el fin de semana para ver otro tipo de uso del lugar. 
 
Aprovechemos los viajes para enseñar a los pequeños a valorar y a querer todo lo que la naturaleza les ofrece. Dependemos de vosotros, peques, que nos enseñéis a esta generación lo que es cuidar y respetar…
 
Espero que hayas disfrutado mi recomendación de hoy.
 

¿Te ha gustado este artículo? Vota con 5 estrellas para ayudarnos a seguir escribiendo más artículos de este tipo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando…
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Quieres estar al día de nuevos planes?

Apúntate a nuestra lista y recibe en tu buzón planes para hacer con niños cada semana.

4 comentarios en “Lugares donde bañarse en Guadalajara: Peralejos de las Truchas”

    • Os va a encantar. Recomendación: Ir entre semana. Es un sitio distinto de lunes a viernes y el fin de semana. Si vais, ya me contaréis. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario