Qué hacer con los peques en las tardes de frío y lluvia

Mamá y la peque saltando charcos

Aunque este 2017 está siendo muy cálido, la lluvia y el frío terminarán haciendo su aparición y se quedarán unos meses con nosotros. Es en esos momentos, cuando además anochece muy pronto, donde hay horas en casa en las que no sabemos qué hacer con los peques.

 

Hay muchas cosas que podemos hacer en familia, y así jugamos juntos. Por supuesto, un ratito jugando los peques solos también es ideal, no sólo porque está bien que tengan sus momentos, sino porque los mayores tenemos muchas cosas que hacer. Y es muy bonito eso de “pasa en familia todo el tiempo que puedas”, pero las lavadoras, la plancha y demás obligaciones de la casa también son necesarias para el buen desarrollo de una familia. Qué se le va a hacer…

 

Y, mamá, papá, un ratito de vez en cuando leyendo un libro o simplemente disfrutando de tu sofá, no está nada mal ;), que está genial pasar mucho tiempo en familia, pero el espacio personal también hay que alimentarle.

 

Y para los ratos en familia, ¿qué podemos hacer en tardes lluviosas o frías?

 

Aquí van unas cuantas ideas, que sin duda os harán pasar un rato genial.

 

 

Hoy llueve…

¡Ideal! ¡Nos vamos a saltar en los charcos!

 

Fotografía: Maribel Sobrino

Cuando mi hija mayor tuvo ya unos 3 años, me agencié una botas de agua para mí, y a partir de ese momento, intento buscar huecos para ir a saltar en los charcos juntas. Con el peque aún es complicado porque es ver agua y no poder parar hasta que sale casi a nado 😉

 

Necesitamos…. unas botas de agua, un chubasquero, ropa que no te importe que se manche, ganas de pasarlo bien,… y no irte muy lejos de casa ;).

 

Si a tus hijos les gusta saltar como a los míos, en unos minutos estarán calados hasta los huesos, pero felices de tanta risa en familia.

 

 

Jugar a juegos de mesa en familia

 

Hay familias realmente picadas con los juegos en familia. Yo tengo unos recuerdos estupendos de cuando jugábamos en casa a las cartas o al bingo en familia. Era súper divertido. Y además sabíamos cómo iba a reaccionar cada uno ;). Además de lo divertido, es una buena forma de aprender a seguir normas y a no ganar siempre.

 

Cualquier juego de mesa adaptado a la edad de tus peques y al gusto familiar, vendrá bien. Pueden ser juegos de toda la vida: el bingo, el quién es quién, el monopoly… A nosotros se nos pasa el tiempo jugando al Dobble. Desde que Papá Noel se lo trajo un año, es uno de los juegos para llevar a cualquier parte.

 

 

¿Y si el juego no es de mesa?

¿Qué tal si echamos una partida al Twister? 😉

 

Si hay un juego que me encanta y me da pereza a partes iguales es el Twister. Échate unas risas con los pequeños, pero desde el suelo, y con cualquier postura extraña que tengas que adoptar. ¡Buenísimo!

 

 

¿Jugamos en la oscuridad?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

Leer con una linterna, jugar debajo de las sabanas con una pequeña luz, jugar con diferentes luces led, jugar a las tinieblas,… Son juegos que a los enanos les encanta.

 

Hacer manualidades juntos

 

El tema de las manualidades siempre es muy socorrido. El resultado no es lo más importante, sino buscar una manualidad adecuada a la edad de tus pequeños, para que tengan habilidad para realizar, solos o apoyados por ti, y que sea divertida. Es genial cuando saben que esa creación está hecha por ello y junto a papá o mamá. Normalmente mamá, ¿para que nos vamos a engañar? 😉

 

En el blog tienes un post de Cómo pintar tazas molonas o también de Cómo hacer botellas sensoriales, dos actividades muy resultonas. Las tazas pueden ser un regalo estupendo para la familia en cualquier fecha.

 

 

¿Qué tal un plan de pizza casera y peli?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

La cocina con los niños es un plan súper socorrido y divertido para cualquier finde casero. Y además, la masa de la pizza no deja de ser para ellos como una especie de plastilina con la que poder crear diferentes formas. ¡Se lo pasan bomba!

 

Y luego pueden echar los ingredientes que más les apetezca en su pizza, hacer formas, caras,… ¡Les encanta!

 

¿Hacemos muñecos con pasta de sal?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Esta especie de plastilina se hace súper fácil y muy rápida, y pasas un rato súper divertido. ¿Te animas?

¡Ah! No respondo si después toca recoger algo de maicena por los alrededores 😉

 

¿Hacemos un bizcocho juntos?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Cocinar en familia es una actividad muy resultona en cualquier momento y época del año. Dar a los niños pequeñas tareas en la cocina, les hace mejorar su autonomía, suben su autoestima (“soy capaz de…”), y se sienten genial de colaborar en familia. Lo que es algo entretenido, también está fomentando muchos valores positivos en familia. Colaboración, sentir que estamos haciendo algo por los demás, reírnos juntos,…

 

Así que, aunque sea mucho más rápido cocinar solo, de vez en cuando crea momentos especiales de cocina en familia. A la larga disfrutarás mucho de estos momentos.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Aunque podemos hacer dulce y salado, hoy te traigo nuestro bizcocho fácil de chocolate, porque hay quien me ha pedido nuestra receta resultona. Aquí va la receta:

  • 25 galletas tipo María
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • medio vaso de azúcar (la receta original lleva un vaso, pero para nosotros es demasiado dulce)
  • 1 vaso de nesquik / colacao
  • 1 vaso de aceite de girasol

Pasos:

  • Tritura o machaca bien las galletas.
  • Cuando las galletas estén bastante machacadas, echa el resto de ingredientes y mézclalos bien.
  • Engrasa un bol de cristal alto.
  • Echa los ingredientes bien mezclado en el blog.
  • Introduce en el microondas entre 9 minutos y medio o 10 minutos, en función de la potencia de tu microondas.

Cobertura de chocolate:

  • Deshaz chocolate de cobertura nestlé junto con nata de cocinar, a fuego lento en una cacerola, hasta que vaya espesando ligeramente.
  • Verter la mezcla en el bizcocho que tenemos desmoldado en un plato.
  • Coger virutas de chocolate, estrellitas o cualquier otro elemento decorativo. ¡Y a echar imaginación con la decoración!

 

¿Nos abrigamos y nos damos un paseo en familia?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Que si, que al principio cuando hace frío nos da perecilla salir de casa. Pero sienta genial cogerse el abrigo más gordito, gorro, bufanda y guantes, ¡y a la calle! Si el frío no es muy intenso, después de llevar un rato andando, se agradece muchísimo haber salido. Y luego entrar en casa sabe mucho mejor 😉

 

¡Dejemos de tenerle tanto miedo al frío y salgamos a la calle!

 

¿Nos disfrazamos juntos?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

A los padres a veces nos cuesta entrar en el juego, pero siempre viene bien tener una caja o un rincón lleno de accesorios para poder hacer un cambio de imagen rápido. ¡Las risas están aseguradas!

 

 

¿Qué tal si nos pintamos la cara?

 

Fotografía: Maribel Sobrino

Que levante la mano quién no se haya dejado cambiar la cara, el pelo, o cualquier parte del cuerpo que a nuestros hijos les haya dado por pintarnos… ¡No veo manos! Y es que a los pequeños artistas de la casa les encanta pintar en cualquier superficie. ¡Pero pintar a mamá y a papá es tan divertido! 😉

 

 

Hay muchas más actividades para hacer en familia cualquier tarde, y más durante las tardes de invierno. Poco a poco, iré dándote muchas más propuestas.

 

¿Qué haces tú con los peques en esas tardes?

 

¡A pasar tardes muy divertidas!

 

 

 

 

 

 

 

Si te ha gustado el artículo puedes suscribirte a nuestra newsletter.

Deja un comentario