¡¡Los museos SÍ son para los niños!! Conoce los mejores museos para ir en familia y no querer salir de allí

Fotografía: Peque Mochileros

 

En los diferentes lugares a los que viajamos suele haber museos. Como adultos hay tantos de esos museos que visitaríamos… Sin embargo, hay algunos museos que son un suplicio visitarlos en familia. “Habla bajito“, “no toques“, “no te subas“, “cuidado con este pico“, uffff un verdadero estrés. Aún recuerdo en la puerta del Louvre decidiendo si entrar o no con la pequeña. Finalmente decidimos que nosotros ya lo habíamos visto, y que había otros lugares que disfrutaríamos más.

 

Hay museos a los que entras y automáticamente gente de todas las edades se siente bien. Esos espacios están diseñados de una forma más inclusiva, atendiendo y respetando las diferencias que implica ser niño. Desde la diferente altura, la existencia de elementos que favorecen la experimentación, fomentando su curiosidad. Tienen también en cuenta la mayor necesidad de movimiento de los niños y niñas. Estas características son definitivas a la hora de disfrutar los lugares por parte de los pequeños.

 

Te invito a que leas más sobre iniciativas que tienen en cuenta a los niños a la hora de diseñar los espacios e incluso toman en consideración su criterio en el diseño de ciudades. Pasar de una posición adultocéntrica a una donde las ideas y propuestas de los niños y niñas son tenidas en cuenta, hace que el disfrute de todos esté asegurado.

 

Hoy traigo una serie de museos en distintas partes de España y del mundo recomendados por quienes realmente saben de planes con niños. Esos expertos no podían ser otros que familias viajeras, que saben lo que es compartir tiempo con sus peques en muy diferentes espacios y etapas evolutivas.

 

Aquí va la selección.

Espero que la disfrutes mucho.

 

 

 

 

Museo de Historia Natural de Londres

Viajando con chupetes

 

Fotografía: Viajando con chupetes

¿Un Museo de Historia y niños? El Museo de Historia Natural de Londres (Natural History Museum) posee una inmensa colección de más de 70 artículos para aprender sobre las formas de vida que existen en la tierra hoy en día y las que existieron hace millones de años, siendo genial para acercar a los niños a aprender nuestra historia y la evolución. 

¿A quién no le gusta descubrir esqueletos de dinosaurios? Los encontrarás en la zona de paleontología donde acabarás la visita en una sala con un gran tiranosaurio articulado que crea efectos muy realistas (tenemos que decir que asustó a nuestra pequeña con un año y medio). Del resto de zonas destaca la enorme colección de animales disecados que conforman la zona de zoología y entomología, que es considerada una de las mayores colecciones del mundo de especímenes animales, destacando los que fueron donados por el propio Darwin al museo. Pero sin duda su gran atracción era el esqueleto de un diplodocus que se encontraba en el hall del museo, en el 2017 “Dippy” dijo adiós (así llamaban comúnmente al dinosaurio) después de más de 100 años en el museo, y emprendió una gira de dos años por el Reino Unido antes de convertirse en una estatua de bronce, quedando en su lugar el esqueleto de una ballena que murió varada en una playa irlandesa en 1891.

Sin duda este museo tiene un gran enfoque educativo siendo una visita esencial durante un viaje a Londres con niños y… ¿sabes lo mejor? ¡Es gratis! Al ser un museo nacional su entrada es gratuita, y si quieres puedes dejar un donativo. Se encuentra en Cromwell Road y abre todos los días de 10h a 17:50h. 

En su blog encontrarás muchos más planes. Y si te interesan los planes de Londres, aquí tienes un itinerario de 4 días, y cosas gratis que hacer con un bebé en Londres.

 

 

Museo Jurásico de Asturias (MUJA)

Paleontólogos por un día

Mi familia viajera

 

 

Uno de los sitios donde más he visto disfrutar a mis hijos ha sido en el Museo Jurásico de Asturias. También, es cierto, que a mis retoños le encantan los dinosaurios. En casa, no sabría especificar si tenemos más coches o más dinosaurios. Lo que si os aseguro es que tenemos muchos y cada uno tiene un nombre más impronunciable que el anterior, pero al final toda la familia sabe como se denomina a cada uno de ellos, ¡hasta los abuelos!, pobres.

 

Aprovechando unos días de vacaciones en Asturias nos acercamos a la Costa de los Dinosaurios, que está comprendida entre Gijón y Ribadesella. Aquí hay una gran abundancia de huellas de dinosaurios y es sencillo verlas en algunas zonas de Ribadesella, Colunga o Villaviciosa.

 

Pero si no queréis ir a la caza de huellas e icnitas, podéis acercaros a Colunga y visitar el MUJA. En sus jardines tienen la réplica de varias especies de dinosaurios a tamaño real, con lo cual, los niños se vuelven locos una vez superado el impacto inicial. Mi hijo pequeño al principio solo preguntaba: Estos no comen, son de mentira ¿verdad?

 

 

En el interior del museo hay una exposición permanente dedicada a los periodos del Triásico, Jurásico y Cretácico; aunque es un poco más seria y los niños no entienden toda la información es bastante amena e intuitiva.

 

Una vez en el exterior, también pueden disfrutar del parque infantil y de una rica merienda en la cafetería del museo.

 

El Museo Jurásico es un gran plan para un divertido día en familia, no os lo perdáis.

 

En el blog os dejan un montón de propuestas de planes en familia, y si queréis saber más sobre el MUJA, podéis leer su completo artículo.

 

En sus redes sociales podréis seguir todas las aventuras de esta familia viajera:

 

 

 

Boston Children’s Museum

Peque Mochileros

Fotografía: Peque Mochileros

 

No sé vosotros/as, pero en casa nunca habíamos oído hablar de museos para niños y niñas, y ya ni hablamos de museos accesibles para ellos/as. Así que cuando leímos sobre el Boston Children’s Museum, lo incluimos como un imprescindible de nuestro ultimo viaje por la ciudad estadounidense.

 

El Boston Children’s Museum es un espacio inmenso (tres plantas nada más y nada menos), en el que juntos, podréis tocar, descubrir, crear, experimentar y aprender.

 

Creo que sería injusto enumeraros aquí todas las actividades y zonas que encontrareis en el museo, pero para haceros la boca agua os cuento algunas cositas.

 

Encontraréis una zona en la que poder jugar con el agua, hacer pompas de jabón, y hacer trasvases. Y no es preocupéis por la ropa. Tienen chubasqueros y secadores por toda la zona para que los resfriados no sean un problema.

 

También hay sitio para los peques más peques. Un espacio cerrado con libros, sillones para dar el pecho, circuitos sensoriales para el gateo, toboganes y disfraces

 

Y eso no es todo. Una ciudad en miniatura, un espacio para jugar con la música, con bloques de madera o una sala de arte. De verdad que todo lo que os cuente es poco.

 

Poder disfrutar aprendiendo con los mas pequeños/as de la casa no tiene precio. Pero si te preocupa el bolsillo te contamos un secreto: ¡los viernes a partir de las 17h solo cuesta 1$!

 

El Boston Children’s Museum es motivo suficiente para visitar la primera ciudad de Estados Unidos, aunque no el único, y esperamos haberos convencido a cruzar el charco.

 

En el blog os amplían mucho más sobre este museo y otros lugares geniales para ir en familia. 

 

En sus redes sociales podréis seguir todas las aventuras de esta familia viajera:

 

 

 

Territorio Artlanza

Viajando entre Rascacielos

 

Fotografía: Marta Espinosa, Viajando entre rascacielos

 

Siempre que viajamos nos gusta visitar algún museo, ya que a parte de poder conocer un poquito más la historia de esa ciudad, pueblo o país, creemos que es una fantástica oportunidad para aprender algo nuevo, o tener la posibilidad de ver alguna obra famosa o de algún autor al que admiramos.

 

Pero desde que nació nuestra niña, en nuestros viajes hemos priorizado las visitas al aire libre, disfrutando más de los paseos y conociendo las ciudades más desde fuera. Eso sí, desde que tiene 3 años y se da más cuenta de todo, siempre hacemos alguna visita guiada o entramos a algún pequeño museo con ella, porque al igual que el viajar, creemos firmemente que hay que acostumbrar a los niños desde pequeños en este tipo de actividades, para que en el futuro les resulte algo familiar y quizá inculcarles así el amor por el arte.

 

Cuando se trata de niños pequeños, que evidentemente lo que más les gusta es jugar y correr, hay que intentar buscar en los museos alguna actividad para ellos, juegos o lugares interactivos donde ellos puedan también participar. En alguno será quizá más complicado, por eso habrá que seleccionar lo más importante y buscar siempre que el peque participe, evitando que la visita sea muy larga…

 

Y en esta ocasión, y tirando para mi tierra,  te quiero dar a conocer un maravilloso museo, que reúne todos los requisitos para una perfecta visita en familia.

 

Se trata del Territorio Artlanza, un impresionante museo situado en Quintanilla del Agua, un pueblo de la provincia de Burgos y que se encuentra a una media hora de la capital.

 

Fotografía: Marta Espinosa, Viajando entre rascacielos

 

Lo especial de este lugar, es que no es el típico museo, sino que es la recreación de un poblado medieval al aire libre, y que ha conseguido el título de ser la escultura más grande del mundo.

 

Son varias las razones por las que es ideal para ir con niños, así que te doy algunas para que te animes a visitarlo, porque estoy segura que será la delicia de los más pequeños, pero también de los mayores:

 

El museo es una especie de pueblo a escala real, por lo que los niños se lo pasarán a lo grande visitando todo a su aire y pudiendo subirse a escenarios y correr por las plazas y el enorme recinto del complejo.

 

La visita se hace por libre y aunque recomiendo unas dos horas para verlo todo con calma, se podría hacer en menos tiempo.

 

La mayor parte del poblado son fachadas, pero hay algunas estancias donde se puede entrar: como una taberna, una bodega..etc, e incluso una escuela, que aunque a ésta ya no se puede entrar, se puede observar perfectamente desde fuera como está recreada al detalle, y los niños pueden ver como eran las clases antiguamente en los pueblos.

 

También hay algunos animales que harán la delicia de los más pequeños.

 

Es una forma muy divertida de enseñar a nuestros niños como era la vida de nuestros abuelos y abuelas hace muchos años, y que se den cuenta de que antes de la tecnología también había muchas maneras de divertirse.

 

Es un lugar diferente y además muy especial, pues está construido sólo con restos de escombreras y materiales de desecho, y todo se debe a la original idea del maestro Felix Yáñez, que a día de hoy sigue trabajando y ampliando su obra, de la que te hablo con muchos más  detalles en este post que publiqué hace unos meses, ¡¡¡y que espero te anime a visitarlo!!!

 

En sus redes sociales podréis seguir todas las aventuras de esta familia viajera:

 

 

 

Museo Príncipe Felipe, Valencia

Hasta la luna y más allá

 

Hay quien puede pensar que los museos no son los mejores sitios donde llevar a los niños pequeños, sin embargo, cuando en el museo lo que se les propone es que toquen, que experimenten con sus sentidos y que interaccionen con todo lo que les rodea, la cosa cambia. Esta es sin duda la propuesta del Museo Príncipe Felipe, que además de deleitarnos por su preciosa arquitectura, nos ofrece cientos de actividades destinadas a público de todas las edades, donde a través de divertidos juegos, comprenderemos muchas de las leyes que rigen la Ciencia de la Física.

 

Entre todas las partes destacamos “L’espai dels xiquets” (El espacio de los niños), una zona dedicada a niños de entre 3-8 años de edad, donde los pequeños construyen una ciudad inacabada y experimentan diferentes tipos de emociones a través de sus sentidos.

 

En el artículo completo tienes mucha más información sobre este museo. 

 

 

En el blog y en sus redes sociales podréis seguir todas las aventuras de esta familia viajera:

 

 

 

 

 

¿Qué te han parecido las propuestas de museos amigables para los niños y niñas?

Una pasada, ¿verdad?

 

¿Qué más museos nos recomiendas para visitar con peques?

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest

6 comentarios en “¡¡Los museos SÍ son para los niños!! Conoce los mejores museos para ir en familia y no querer salir de allí”

  1. Estos museos no se parecen al concepto de Museo que yo tengo!!! Me encantan!!! Se podría añadir el NEMO de Amsterdam, es muy entretenido también (ya he ido dos veces jeje). Pues me gustan todos los que propones para ir con niños o para ir yo misma 😄
    Saludoss!

    • ¡Gracias por ese museo que añades! No lo conozco, lo investigaré. Los museos que son ideales para niños, son geniales para los mayores también. ¡¡Un abrazo!!

  2. Gracias por las recomendaciones. La mayoría no los conocía.
    En Barcelona esta CosmoCaixa, similar al Principe Felipe de Valencia.
    Y en Teruel esta Dinopolis!

    • Me han recomendado muy mucho los dos museos de los que hablas. ¡¡Muchísimas gracias por tus recomendaciones!! ¡Qué bien que entre todos podamos hacer un gran listado de museos para pequeños y mayores!

      ¡Feliz fin de semana!

  3. Hola:
    Veo que hay buenas recomendaciones, pero soy de Valencia y el príncipe Felipe está bien, pero he estado en el parque de las ciencias de Granada y eso sí es una pasada de museo de las ciencias.
    Solo con la entrada general sin entrar a biodomo y planetario, ya tienes para pasar todo el día. En todas las salas tienes para interactuar, y luego sales al jardín y tienes experimentos al aire libre, laberinto de plantas y juegos al aire libre.
    Pero ideal zona con mesas donde llevarte tu comida y poder comer allí y seguir disfrutando de las actividades que ofrece. De verdad que lo recomiendo, para peques y mayores.

    Y aunque hace años que no voy el museo de las ciencias de Barcelona también muy recomendable.
    Por valencia, no solo el príncipe Felipe es bueno. En el museo del Carmen puedes disfrutar de sus claustros y las exposiciones que tienen y además hay una sala especial para los niños, donde pueden jugar. Y entrar al museo del Carmen también es gratis.

Deja un comentario