Visitamos unas salinas de interior, las salinas de Imón

Fotografía: Maribel Sobrino

Encontrar unas salinas en una población costera es algo que puede ser frecuente. Sin embargo, no es tan común encontrarlas en el centro de España, concretamente en la provincia de Guadalajara. Esto hace que este pequeño gran plan sea muy resultón para pequeños y mayores.

 

Guadalajara está llena de rincones bonitos y curiosos, y no muy conocidos. Nuestro objetivo es ir conociendo poco a poco muchos de los encantos de Guada, e ir mostrándolos en Divertydoo. 

 

En estos días volvimos a Sigüenza y alrededores, una zona que nos gusta mucho. Aunque dimos una vuelta por la villa, nuestro destino era el barranco del río Dulce, una zona que se hizo conocida al saber que era el lugar donde rodaba Félix Rodríguez de la Fuente muchos de sus programas de El hombre y la Tierra. Los pueblos que forman parte de este barranco son Aragosa, La Cabrera y Pelegrina. Si vas por la zona, no olvides mirar de vez en cuando el cielo. Te sorprenderá muy a menudo el vuelo de los buitres que habitan en ese lugar.

 

En primer lugar nos dirigimos a Aragosa, que tiene una bonita cascada a pocos metros de la carretera, y un lugar muy agradable donde comer en días cálidos.

 

 

Llevo meses con un plan que me quemaba en la libreta de escapadas: las salinas de Imón. Ya me habían dicho que era un sitio pequeño y que ahora no estaba activo. Me generaba una curiosidad tremenda el lugar, y quería verlo con mis propios ojos. No les conté mucho al resto de la familia sobre este lugar, porque creo que a veces es mejor dejarse impresionar y que el lugar te sorprenda.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Me gustó mucho la reacción de mi hija, que se lanzó del coche a ver qué había en esa explanada que brillaba con el sol. ¿Son piedras? ¿Arena blanca? ¿Sal? ¿Y justo en la entrada de un pueblo que parecía abandonado?

 

Pero, ¿qué es esto?

 

¡Qué bueno es dejarse sorprender para abrir la mente y aprender disfrutando de la experiencia!

 

Las salinas de Imón están situadas en el valle del río Salado. Maravillas de la naturaleza, esta sal proviene de la sal depositada, después de millones de años, cuando el mar cubría buena parte de la península ibérica. Esta sal acumulada hizo que se quedaran depositadas grandes cantidades de sal cuando se secaron los lagos y lagunas.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Toda esa sal fue explotada durante años, siendo una de las salinas con una mayor producción de España en algunos tiempos. En 1996 cesó su producción, siendo declaradas un tiempo después Bien de Interés Cultural. Cerca de esta zona, existen también otras salinas, que tengo pendiente conocer: las salinas de Olmeda de Jadraque. Lo dejaré para otra ocasión.

 

Cómo están las salinas de Imón en la  actualidad

 

Las salinas son actualmente un paraje para ver, pasear y disfrutar. Encontrarás las salinas poco después del desvío de Imón, antes de llegar al pueblo. Las situarás fácilmente, ya que se encuentran a ambos lados de la carretera y al lado de unos edificios que actualmente están en ruinas.

 

Se conservan tres almacenes en bastante buen tamaño. La sal que verás en el suelo es parte de la última producción. Sal solidificada y almacenes rectangulares con agua en algunos de ellos.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Te aconsejo que simplemente te dejes llevar por el lugar y pasar un rato agradable, sin pretensiones, dejándote llevar por la curiosidad.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

He estado investigando más sobre el pueblo. Me ha llamado la atención la existencia de un hotel que se ve espectacular. El Hotel Salinas de Imón es un antiguo convento del siglo XVII, en el que además de alojarte, podrás disfrutar de su Spa. Si vas, ya me contarás, que tiene una pinta estupenda.

 

Aunque el lugar nos encantó y nos fuimos todos con muy buen sabor de boca, sería genial que existiesen más explicaciones sobre el lugar, un pequeño dibujo o algo similar. Al llegar hay un cartel con una mínima explicación, pero se queda corto para un lugar diferente.

 

¿Qué te parece nuestro pequeño gran plan de hoy?

Si te ha gustado el artículo puedes suscribirte a nuestra newsletter.

6 Comments

  1. Kris el octubre 8, 2018 a las 8:28 pm

    Justo hace un par de semanas iba yo a una salina muy diferente, en lugar de estar al aire libre como esta, la que yo conocí estaba a varios cientos de metros bajo tierra. Dos formas distintas de obtener sal y ambas me siguen llamando la atención. Tomo buen nota de estas, porque tenemos casa en Guadalajara, y puede ser un excursión divertida.

    • Maribel el octubre 21, 2018 a las 8:38 am

      ¡¡Wow!! ¿Bajo tierra? ¡Qué chulada! ¿Dónde está eso? Qué de cosas por descubrir en el mundo, ¿verdad?

  2. Viajar y Otras Pasiones el octubre 9, 2018 a las 1:32 am

    ¡Hola Maribel!

    La verdad es que no teníamos ni idea de que existieran salinas en medio de la península!
    A nosotros nos gustan mucho, son muy fotogénicas, y nunca me resisto a meter la mano jeje.

    Apuntado para cuando vayamos por España, que Guadalajara nos pilla cerquita… y qué bonito que fuera donde Félix Rodríguez de la Fuente rodaba, ¡qué buenos recuerdos!

    Un saludo

    • Maribel el octubre 21, 2018 a las 8:37 am

      Hasta no hace mucho yo tampoco había ni siquiera pensado que podía haber salinas por aquí. Pero instagram y gente conocida son dos buenos aliados para los descubrimientos. ¡Un abrazo!

  3. Cristina el octubre 14, 2018 a las 11:34 pm

    Un lugar realmente sorprendente. Estuve muy cerca el año pasado pero no tuvimos tiempo de visitar la salina. La provincia de Guadalajara Nos deparó muchas sorpresas.
    Muchas gracias por enseñárnoslas.

    • Maribel el octubre 21, 2018 a las 8:33 am

      Cada día que descubro algo en la provincia de Guadalajara me sorprende más. Veo que en eso coincidimos. Las salinas son sitios muy curiosos. Para la próxima, haced una pequeña parada, que os llevaréis una sencilla pero muy bonita experiencia. Un abrazo.

Deja un comentario