Conoce el pueblo con más encanto de la Sierra del Rincón: Puebla de la Sierra

Fotografía: Maribel Sobrino

 

A una hora y media de Madrid y, después de atravesar buena parte de la Sierra del Rincón, encontrarás el bello municipio de Puebla de la Sierra.

 

La Sierra del Rincón discurre por los pueblos de la Sierra Norte de Madrid de Horcajuelo, Prádena del Rincón, Puebla de la Sierra, Montejo de la Sierra y La Hiruela. Muy cerca de la villa medieval de Buitrago, podrás disfrutar de los preciosos parajes de esta sierra que fueron declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO en junio de 2.005.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Para llegar a Puebla de la Sierra tienes que ir a propósito. No es de los pueblos que te encuentras sin querer. Subiendo un puerto, por una carretera por la que parece que nunca vas a llegar el pueblo, llegarás a este encantador pueblo de poco más de 100 habitantes censados.

 

Lo más alto del puerto de La Puebla sube hasta los 1.636 metros. Como imaginarás, en épocas frías, la nieve en esta zona es muy frecuente, y los pequeños neveros cuando en otras zonas más bajas ha desaparecido la nieve, permiten un momento de frío. Como recomendación, en zonas de desnivel, siempre hay que llevar ropa de abrigo por si acaso.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Uno de los atractivos para los más pequeños en estos lugares son las vacas. ¡Sí! ¡Las vacas! ¡Cuántas veces habremos parado el coche para ver unas vacas pastando tranquilamente, o un rebaño de ovejas pasando. Incluso alguna vez he tenido que parar porque las vacas habían decidido que un lugar estupendo para descansar era la carretera ;). Así pueden ser estas carreteras en días poco transitados.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Al llegar a Puebla, y después de haber disfrutado del paisaje y de la vegetación y algunos animales en el trayecto, te llamarán la atención algunas estatuas coloridas a la entrada del pueblo. Pronto no sabrás si te lo has imaginado o qué excentricidad era aquella, porque las calles de piedra de Puebla llenan tu mirada.

 

Al llegar al pueblo, encontrarás una zona recreativa y una zona de columpios. Si te pasa como a nosotros, que llegas a la hora de comer, esa zona será ideal. Los peques comerán algo y enseguida se pondrán a jugar en unos columpios que no necesitan suelo de caucho, porque el verde natural lo inunda todo.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Pegada a la zona de columpios, un poco más abajo, encontrarás una casa construida en la piedra tradicional de la sierra donde está situado el antiguo lavadero. Muchos lavaderos están al aire libre. Este en concreto está dentro de un edificio. Los pequeños sentirán que entran en un lugar desconocido y siempre les llama la atención.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Dar una vuelta por el pueblo con esa sierra de fondo continuamente es una delicia. Las casas típicas de sierra norte, de piedra y madera, a pocos kilómetros de las zonas más urbanas, te hacen sentir que estás muy lejos de las zonas urbanas. Sólo unos cuantos kilómetros para desconectar y vivir la maravillosa sierra que tenemos en Madrid. 

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Al pasar por la plaza y por la iglesia, las vistas de la sierra son estupendas. Tienen un mirador que te hace sentir pequeñita al divisarte entre esos montes. A quien le guste la fotografía, disfrutará de unos fondos estupendos.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

En 2.006 en Puebla de la Sierra crearon en este pueblo el Valle de los Sueños, un itinerario de esculturas al aire libre, que le da un encanto especial a muchos de los rincones del pueblo. Para los niños es súper entretenido buscar y descubrir la siguiente escultura. Esta iniciativa fue llevada a cabo por Federico Eguía, un escultor y pintor de Puebla, que animó a otros escultores a sumarse a esta bonita ruta.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

Cuando vas con peques, las rutas donde vas encontrándote con diferentes esculturas, pueden ser un juego estupendo. Ya os contaba en la ruta de las estatuas de Condemios como disfrutamos de esa búsqueda de tesoros tan especial, o en la ruta de las caras de Buendía. Las dos rutas son súper recomendables si aún no las conocéis.

 

En Puebla tenéis ocasión de realizar otra de estas divertidas búsquedas en familia. Os dejo aquí el mapa, que en el pueblo lo podéis localizar en diferentes sitios, pero no lo tienen tan publicitado como yo creo que la zona merece.

 

 

No todas las esculturas están dentro del pueblo, pero muchas de ellas sí. Tengo pendiente alguna ruta corta para llegar a alguna escultura muy especial. A ver cuándo nos podemos volver a escapar por allí.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Sin duda, un pueblo singular, de una belleza increíble, en el que te encantará perderte.

 

 

Otros lugares para perderte en ellos

 

Pedraza

Segovia

Fotografía: Lara, R4 Little Architects

 

Pastrana

Guadalajara 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Jadraque

Guadalajara

 

El papá y la peque subiendo al Castillo del Cid, Jadraque, Guadalajara

Fotografía: Maribel Sobrino

Si te ha gustado el artículo puedes suscribirte a nuestra newsletter.

Deja un comentario