La Isabela, un pueblo entre las aguas según Google Maps

Fotografía: Maribel Sobrino

¿Te imaginas estar  según Google Maps en mitad del agua? No lo imagines, puedes vivirlo yendo al pueblo sumergido de La Isabela, entre las provincias de Cuenca y Guadalajara.

Muy cerca de Buendía y su preciosa y original Ruta de las Caras, y de Sacedón, un pueblo que ofrece muchas actividades , encuentras este lugar tan diferente.

La Isabela, un pueblo sumergido en las aguas del pantano de Buendía
Fotografía: Maribel Sobrino

Las ruinas del balneario de la Isabela y la pedanía que allí se construyó, pueden verse y recorrerse desde hace tan solo unos años, que las aguas bajaron de nivel. En 1.955 este pueblo fue sepultado por las aguas del embalse de Buendía. Con la construcción del trasvase Tajo-Segura, el nivel del agua bajó tanto que, desde entonces se puede pasear entre las ruinas de La Isabela. Y en años de sequía, aún podrás recorrer más zonas.

Como en los últimos años el nivel del agua es bajo y es posible visitarla siempre, es ideal ir en primavera o en otoño. Si ha llovido, la pista puede estar muy embarrada. Y con el sol de plano en verano, no te recomiendo que te acerques. Allí no encontrarás ni un árbol.

En esta ocasión te recomiendo que sea el GPS quien te ayude a llegar a La Isabela, desviándote a una pista forestal desde Buendía. Aunque el destino final te lo dé un GPS, ir por pista forestal te despistará bastante. No te olvides de tu intuición. Atravesarás distintos campos, olivares, viñas y lo que creemos que son arándanos.

Según avances, no sabrás muy bien por donde continuar. Nosotros tuvimos que parar y situarnos. Aprovechamos para permitirnos disfrutar del entorno y explorarlo un poco. Eso nos permitió tener una primera vista de las ruinas de La Isabela desde lejos.

La pista tiene algunos tramos que no son aptos para coches bajos. Tenlo en cuenta. Yo no entraría allí con mi Ibiza…

Si quieres saber cómo está ahora mismo y tener imágenes desde las alturas, este vídeo de Jaime Illanes, grabado en mayo de 2020, te va a dar una idea. Estoy segura que además te dará muchas ganas de visitar La Isabela.

Fotografía: Maribel Sobrino

Después de preguntar a un todo terreno que pasó por allí, conseguimos divisar las ruinas, y nos dirigimos hacia allí.

¡Qué curioso es irte acercando a unas ruinas! En mitad de la nada, al lado del pantano, te encuentras lo que queda del Real Sitio de la Isabela y del pueblo.

La Isabela, un pueblo sumergido en las aguas del pantano de Buendía
Fotografía: Maribel Sobrino

Olvídate de aglomeraciones. Ir a un lugar en mitad de la nada, al que se accede por caminos no aptos para cualquier turismo, no augura la presencia de mucha gente en el destino. Es muy posible que te cruces allí con algún pescador o con alguien más que ha decidido descubrir el lugar como tú. Nosotros nos encontramos a un pescador, que pocos minutos después nos dejó a solas en este paraje.

¿Qué te espera allí? Jugar, descubrir despacio, recorrer las ruinas, escalar entre los restos de edificaciones, tirar piedras al pantano con tus hijos,… La Isabela es un lugar diferente y mágico, en el que pasear y dejarte asombrar por lo que fue y lo que evoca.

Fotografía: Maribel Sobrino

La Isabela es una de esas escapadas en familia ideales para tiempos de Covid. Poca gente, un lugar para descubrir y jugar en familia, y pasar un tiempo slow, del que hemos aprendido a disfrutar durante el confinamiento.

 

¿Qué puedes hacer antes o después de visitar La Isabela?

Sacedón, muy cerca de La Isabela, es un pueblo típico de la zona. Pero además de poder recorrerle, y comer allí, la riqueza natural de la zona es innegable. La vía ferrata de Sacedón, conocida como Boca del Infierno, es muy conocida entre los amantes de los deportes de aventura.

Te sorprenderá la enorme presa de Entrepeñas, que ves desde la misma carretera. Te aconsejo que te bajes a verla tranquilamente, porque es realmente sorprendente. Desde el castillo mirador tienes una vistas espectaculares. Está un poco sucio, pero las vistas merecen la pena. Puedes dejar el coche justo al lado.

El Monasterio de Monsalud en el municipio de Córcoles está siendo restaurado poco a poco. Pequeño, y aún necesita más trabajo, pero no tiene nada que envidiar en algunas partes a otros monasterios, como puede ser el Monasterio de Piedra.

Y, por supuesto, como te decía más arriba, tienes muy cerca la entretenida Ruta de las Caras y el pueblo de Buendía. Tengo mucha curiosidad por conocer el Museo del Carro que tienen en esta población.

Fotografía: Maribel Sobrino

Como ves, los pueblos y el turismo rural nos ofrecen un montón de posibilidades para visitar.

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Vota con 5 estrellas para ayudarnos a seguir escribiendo más artículos de este tipo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Quieres estar al día de nuevos planes?

Apúntate a nuestra lista y recibe en tu buzón planes para hacer con niños cada semana.

Deja un comentario