La Quinta de los Molinos, el parque madrileño que se llena de color anunciando que la primavera está cerca

Fotografía: Maribel Sobrino

Si te gusta la primavera, si te llama la atención la explosión de colores que se produce al nacer las flores y el cambio de paisaje, seguramente disfrutarás admirando la transformación de casi cualquier campo cotidiano. Ir por la carretera y percibir los cambios en detalles y en los colores es un gran ejercicio para estimular los sentidos.

Los almendros son de los primeros árboles que nos indican que la primavera no está lejos. Y aunque aún nos quedan algunos momentos de frío, la luz y el color empiezan a aparecer en el ambiente.

Si te gusta rodearte de flores, lugares como el Parque de La Quinta de los Molinos, en el distrito de San Blas, en Madrid, te encantarán.

Fotografía: Maribel Sobrino

La Quinta de los Molinos es un parque con una gran extensión de arboleda. Conocí este lugar hace ya bastantes años, en familia, y me parecía un parque ideal para la gente de la zona para dar una vuelta.

Dado el gran número de almendros que hay allí plantados, los meses de febrero y marzo ofrecen un buen espectáculo. Al florecer los almendros, la copa de los árboles se llenará de blancos y rosas, con preciosas flores llenando las ramas de los árboles.

Fotografía: Maribel Sobrino

Si te gustan las flores, es una visita ideal para una tarde o una mañana. Los pequeños tienen suficiente espacio para andurrear y correr, convirtiendo ese rato en un paseo muy agradable. Es un parque gratuito, que viene genial para un rato que no sepas qué hacer y que no quieras complicarte la vida.

El único inconveniente, que para mi es un GRAN inconveniente, es que se ha puesto de moda. Y dirás, ¿eso es malo? Sí y no. Si ponerse de moda significa atraer a más gente respetuosa, que acude al parque buscando disfrutar del ambiente y de la belleza del lugar, puede ser una buena oportunidad para que mucha más gente disfrute de algo bonito. En algún momento que he ido seguro que había mucha gente respetuosa, pero no todo era así de bonito. Y si además, como a mi, te gusta ver las cosas tranquilamente y descubrir a tu ritmo, mejor que evites el fin de semana.

Fotografía: Maribel Sobrino

Si te apetece tener una foto bonita en familia, el Parque de la Quinta de los Molinos es un escenario estupendo. Busca el mejor momento de florecimiento de la flor, para que haya más intensidad de color y, como te decía más arriba, evita el fin de semana. En esos momentos es difícil encontrar ángulos bonitos donde no salga nadie detrás.

Fotografía: Maribel Sobrino

En los últimos tiempos parece que todos nos queremos hacer la foto más impactante y llamativa. No nos vale con hacernos una foto donde salgan las flores detrás. Hay que tocar las flores, coger ramas,… ¿Qué tal si arrancamos una flor y nos la ponemos en oreja? ¿Qué tal si movemos fuertemente el tronco y así en la foto salen las hojas de las flores cayendo alrededor como si llovieran pétalos? ¿Qué tal si… ? Imaginación al poder. Y a cada opción menos respetuosa. 

Sufro mucho cuando voy a un sitio a admirar la naturaleza, y encuentro niños y mayores «usando» la naturaleza para su gusto y provecho.

Ver os almendros en flor de este parque es un espectáculo precioso. Cuando llegas y ves el suelo lleno de pétalos, la gente que sale con ramas y flores en la mano, los niños subiéndose a los almendros, gente moviendo los árboles,… deja de ser un espectáculo bonito y lo que te apetece es marcharte a otro sitio. 

Sé que muchos o la mayoría de las personas que vais a leer este post, disfrutáis con lo que tenéis alrededor y lo cuidáis. Pero mucha gente no lo hace. Tenemos una gran responsabilidad educando a nuestros hijos, pero no sólo para que se porten bien en el cole o saquen buenas notas. Enseñarles a cuidar el medio ambiente es enseñarles a cuidarse a ellos mismos, porque este es su mundo, el nuestro, el de todos. 

 

 

Queremos que el mundo nos cuide, ¿verdad?

 

El cuidado tiene que ir en ambos sentidos, porque sino la cadena se rompe.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

Si no es suficiente lo que te he contado sobre esta parque, hay algo más que te conquistará. Hace ya algún tiempo que abrieron el Espacio Abierto Quinta de los Molinos, un espacio de ocio donde el juego y la creatividad de niños y niñas de todas las edades son los protagonistas. Sus espacios y su programación son muy interesantes.

 

¿Conoces el Parque Quinta de los Molinos?

¿Te gusta ver espacios en plena floración?

 

 

 

 

Parque Quinta de los Molinos

Jardín cuyo origen es una finca de recreo rústico urbana con zonas de explotación agrícola y un marcado carácter mediterráneo, que dispone de edificios y arquitecturas declaradas de alto interés.
El parque tiene grandes extensiones de arbolado, en el que podemos encontrar especies como olivos, pinos, o eucaliptos. Destacan los almendros, que florecen en febrero y marzo, ofreciendo un espectáculo que merece la pena visitar.

El parque está dividido en dos zonas claramente diferenciadas: la zona norte con estilo romántico paisajista y la zona sur de carácter agrícola.

Dirección

Parque Quinta De Los Molinos, Calle de Alcalá, 527, 28027 Madrid

Edades

Todas las edades

Precios

Gratuito

Fechas y horarios

De lunes a domingo, de 6:30h a 22h

Ubicación

¿Te ha gustado este artículo? Vota con 5 estrellas para ayudarnos a seguir escribiendo más artículos de este tipo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Quieres estar al día de nuevos planes?

Apúntate a nuestra lista y recibe en tu buzón planes para hacer con niños cada semana.

2 comentarios en “La Quinta de los Molinos, el parque madrileño que se llena de color anunciando que la primavera está cerca”

  1. No vamos desde antes de ser madre y es un lugar precioso. Me encantan las fotos que habéis hecho. Increíbles. Me apunto que tenemos que ir esta primavera 😀

Deja un comentario