Conquistando Guada en familia: visitamos el pueblo más despoblado de Guadalajara: Castilnuevo

Iglesia abandonada en mitad del campo

El pueblo de Castilnuevo, en la provincia de Guadalajara, evoca otros tiempos mejores en cuanto te adentras en él. En lo alto, un castillo o más bien una figura que evoca a un antiguo castillo, que se observa modificado en múltiples ocasiones. Esa vista indica que en otras épocas, este fue un pueblo del que se intuye cierta importancia.

 

Castilnuevo es hoy un pueblo con encanto, en el que podrás entretenerte descubriendo sus rincones. En este 2018 además le han adjudicado el “distintivo” del pueblo con el censo más bajo de toda la provincia de Guadalajara. Y este pequeñísimo pueblo, en el que nos dijeron que sólo había 8 habitantes censados, fue sin duda, una gran experiencia en familia. En estos días he leído que ascienden a 15 los habitantes censados.

 

Ventana desde La Ínsula de Castilnuevo, donde se ve un edificio antiguo del pueblo
Castilnuevo, Guadalajara

 

Por nuestra forma de viajar, para pasar una buena jornada no necesitamos ir a un parque de atracciones o a un lugar específicamente dedicado al disfrute de los enanos. A ninguno nos importaría volver a Disneyland, of course. Pero los pequeños grandes planes los tenemos a mano y disfrutamos los cuatro mucho de ellos.

 

Castilnuevo está a poco más de 6 kilómetros de Molina de Aragón, un municipio al que sabrás que está llegando por divisar en lo alto su imponente castillo. Molina es una de las poblaciones que hay que conocer de la provincia. Eso sí, en invierno hace un frío que pela, si vas a partir de primavera, tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Si vas a ir a Molina, contacta primero con la Oficina de Turismo para realizar la visita al castillo: 949832098 – turismolinadearagon@gmail.com

 

Vista panorámica del castillo de Molina de Aragón
Fotografía: Maribel Sobrino

 

En nuestra visita al Alto Tajo, nos alojamos en este pueblo, concretamente en La Ínsula de Castilnuevo. Ya te hablé en otros artículos de lugares tan impresionantes como Zaorejas o Peralejo de las Truchas.

 

Nosotros hicimos la reserva vía Booking. Si te animas a hacer esta o cualquier otra reserva en Booking, si lo haces mediante este enlace, conseguirás 15€ y yo otros 15€.

 

Decidimos llegar pronto a Castilnuevo y así darnos un paseo tranquilo por el pueblo, sin saber que estábamos en un pueblo de los más pequeños que hemos conocido. Sus casas se descubren rápido, ya que es un pueblo pequeño, pero no así sus rincones, que se tardan en descubrir.

 

La dueña de la casa nos habló del río, pero no de algo que para ella debía ser muy normal: una iglesia que encontramos al lado del río, entre la maleza, visiblemente abandonada y donde destacaba su campanario asomando entre la arboleda y la vegetación salvaje.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Si hay algo que motiva a todo ser humano, y aún más a los pequeños, son los retos y descubrimientos. La curiosidad, que es la base para todo buen aprendizaje, se activa inmediatamente

 

¡¡Una ermita entre los árboles!!

¡A por ella que fuimos a descubrirla!

 

Entre maleza bien crecida y chopos, y con el río Gallo al lado, fuimos caminando y descubriendo lo que en su momento parece ser que fue la iglesia parroquial, y que hace muchos años fue abandonada. 

 

El atardecer nos regaló además una bonita estampa de la zona a esa hora mágica. Este atardecer y muchos más los encontrarás en instagram junto al hastag #nosvemosaltardecer. Te recomiendo que lo sigas y no te pierdas los fantásticos atardeceres que se han ido compartiendo.

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

El sol nos fue acompañando en su caída por el recorrido por el pueblo, pudiendo disfrutar de él mientras recorríamos las calles y nos asomábamos al campo.

 

En ese hobby que es descubrir, las ventanas y puertas de madera, sin abrir desde hace años y que pierden su lustre, son una invitación a la curiosidad.

 

¿No te da por mirar cuando ves una ventana en una casa antigua abierta?

¡¡Pues imagínate a los niños!!

 

Fotografía: Maribel Sobrino

 

Castilnuevo también forma parte del Camino del Cid. Ya te conté cuando te hablé del castillo del Mío Cid en Jadraque. Puedes solicitar tu salvoconducto de forma gratuita y sellarlo cada vez que pases por uno de los lugares que forman parte de esta ruta turística.

 

¿Y qué te puede aportar un lugar como Castilnuevo? Naturaleza, paisaje, tiempo en familia, tiempo slow,… Es decir, tiempo de disfrutar los pequeños grandes momentos que la vida tiene reservados para todos si los logramos ver.

 

Espero que te haya gustado mi recomendación de hoy.

 

Para mi, los pequeños grandes planes con los mejores.

 

Fotografía: Maribel Sobrino
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest

8 comentarios en “Conquistando Guada en familia: visitamos el pueblo más despoblado de Guadalajara: Castilnuevo”

  1. Parece increíble en una sociedad del agobio en las ciudades que haya sitios como este, tan bien descritos por ti, me ha encantado la entrada y espero algún día retirarme a vivir en un sitio como este.
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    • ¿Verdad que es un sitio ideal para dejar volar la inspiración, y descansar la mente? Yo no sé si me retiraría a vivir a un sitio así. No sé si después necesitaría civilización. Pero en principio parece una muy buena opción. ¡Un abrazo!

  2. ¡Qué sitio tan interesante! A mí personalmente me chiflan (y apenan a partes iguales) estos lugares abandonados o despoblados. Me encanta pasear por sus calles e imaginar cómo habría sido la vida en otra época, cuando aún estaban llenos de gente y había trabajo. Para mí es una visita infinitamente mejor que cualquier parque de atracciones o ciudad, creo que se aprende mucho más de la vida 🙂 Un saludo!!!

  3. Tienes razón que muchas veces no sabemos disfrutar de esos momentos y lugares mas cercanos y sin embargo se puede disfrutar con ellos tanto como con esos “grandes” planes.

    Muchas gracias
    GranPumuki

Deja un comentario