Viajando entre rascacielos y su planazo para el 2019: Cinque Terre

Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

Italia es un país mágico y bellísimo, donde podrás revivir de cerca su fascinante historia, contemplar y enamorarte de su arte inigualable, y disfrutar de ciudades preciosas, hermosos paisajes, maravillosas playas y una comida deliciosa… en definitiva, es un destino muy completo y perfecto para disfrutar en familia, ya que el abanico de posibilidades es muy amplio.

Pero hasta no hace mucho, había un lugar de este país que era algo desconocido, aunque ha sido difícil guardar en secreto tanta belleza, y actualmente y gracias a la difusión en las redes sociales, se ha puesto muy de moda.

El sitio en cuestión es Cinque Terre, una zona de costa de la región de Liguria, formada por 5 impresionantes pueblos construidos en acantilados junto al mar: Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore.

Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

La costa, sus cinco pueblos y las laderas circundantes, forman parte del Parque Nacional Cinque Terre. Aunque a simple vista los pueblos parecen similares, todos con sus casas de colores y calles estrechas y empinadas, cada uno nos ofrece unas vistas diferentes, ¡a cada cual más bonita!

Nosotros volvimos enamorados de esta preciosa región, pero no sólo eso, sino que además nos pareció uno de los mejores lugares de Italia para viajar con niños.

Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

Aunque de primeras pueda parecer un lugar incómodo para ir con ellos, en este post te quiero mostrar varias razones para animarte a preparar un viaje a Cinque Terre en familia, un lugar único en el mundo, y que a pesar de sufrir últimamente un turismo masivo, sigue manteniendo sus tradiciones y sobre todo, conservando una belleza tan perfecta que te cautivará para siempre!!  

  • En los pueblos de Cinque Terre está limitado el uso de automóviles en la mayoría de sus áreas, teniendo que aparcar en las entradas de éstos, por lo que es una zona muy segura y permite a los niños correr y andar por sus calles sin tener que estar pendientes del tráfico.
  • Aunque no sea un destino de playa en sí, cuenta con algunas muy buenas, y además el color de su agua cristalina es toda una delicia. Las mejores playas se encuentran en Monterosso al Mare, y en Vernazza hay también una pequeña cala perfecta para los más pequeños: una especie de piscina sin olas y muy agradable, y además con unas vistas preciosas.
Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos
  • Cinque Terre no destaca por tener un importante patrimonio, sino que más bien es un lugar para pasear, descubrir sus miradores, disfrutar de sus vistas y descansar, así que para los niños puede ser un tipo de viaje más divertido y menos pesado, sin grandes monumentos qué ver ni museos a los que entrar. Es un destino más “slow” y perfecto para ellos.
Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos
  • Los pueblos son pequeños, y aunque estén en cuesta, se pueden ver fácilmente con los niños, sin prisas ni estrés por tener que abarcarlo todo.
  • Para moverse de un pueblo a otro hay que usar el tren, algo que siempre les divierte a los más peques, o también andando a través de sus senderos, actividad que para los niños más mayores puede ser toda una aventura.
  • Para las familias más aventureras, también es posible alquilar un kayak y así poder llegar a algunos lugares más apartados y recónditos de la costa.
  • Contemplar la costa de Cinque Terre desde el mar es otra de las actividades que recomiendo, ya que a parte de tener otra perspectiva de los pueblos, montar en un barco es siempre una actividad perfecta y divertida para hacer con niños.
  • Al igual que en cualquier otra zona de Italia, su comida es toda una delicia, y de las que más gustan a los niños. Aquí encontrarás unos helados muy ricos, unos granizados y zumos deliciosos, y también unos cucuruchos con patatas, calamares y frituras varias, deliciosos y listos para comer en cualquier lugar.
Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

Supongo que con todas estas razones ya te habrán entrado ganas de visitar Cinque Terre, pero también es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones, ¡¡para que tu viaje sea lo más inolvidable posible!!

  • Si viajas con niños muy pequeños, olvídate de la silla de paseo y carritos, ya que no son aptos para los senderos y además son muy incómodos para subir y bajar por sus empinadas escaleras y calles. En este caso lo mejor es portear a los peques.
  • Te recomiendo alojarte en La Spezia, un pueblo que está muy cerca de Cinque Terre, y que a parte de tener alojamientos más económicos, es mucho más cómodo para moverse con el equipaje y los niños. Además tiene más variedad de restaurantes y tiendas.
  • Una estancia mínima de 3 días.
  • Aunque en temporada alta haya mucha más gente, te recomiendo ir con buen tiempo, ya que así los niños podrán disfrutar del mar, uno de los grandes alicientes de esta zona.
  • Y lo más importante…es un destino para disfrutar y descansar, así que no hace falta una gran preparación del viaje.
Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

Puedes ver cientos de fotos, pero hasta que no llegues allí y contemples con tus propios ojos esta maravilla de la naturaleza , no podrás llegar a entender del todo por qué este destino gusta tanto; y es que su luz, sus atardeceres y su olor, ¡¡cautivan tanto a niños como mayores!!

¡¡Para mí, es un destino simplemente perfecto!!

Si te has quedado con ganas de más, en mi blog puedes encontrar una completa guía para preparar un viaje a esta maravillosa región de Liguria.

Te propongo estos 3 posts de esta zona:

Fotografía: Marta, Viajando entre rascacielos

Esta es una de las colaboraciones del Calendario de Adviento Viajero de Divertydoo 2018-2019.

24 de los mejores blogs de planes y viajes en familia recomiendan su planazo para el 2019.

¿Nos ayudas a compartir? 

#24díasdeplanesenfamilia

#advientodivertydoo2018

Planes anteriores del Calendario de Adviento Viajero 2018-2019:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest

Deja un comentario