Sello de calidad de Madresfera: Rocky Roquero y Tren Robi de Fisher-Price

Cuanto más conozco juguetes de Fisher-Price, más me gustan. No puedo decir algo diferente después de conocer a Rocky Roquero y al Tren Robi. Ya te conté nuestra experiencia con el Robot Robi y la mesa de aprendizaje bilingüe Ríe y Aprende.

Cuando Madresfera lanzó este nuevo sello de calidad, me lo pensé, ya que inicialmente ambos juguetes están indicados para peques de 6 a 18 meses. Me leí las descripciones de ambos, y llegué a la conclusión de que mi pequeño, que actualmente tiene 3 años, se lo podía pasar bomba con las dos cosas. Ya sabéis que el tema de las edades en los juguetes es algo orientativo, pero un tren que puedes arrastrar y jugar con sus pasajeros, y un muñeco que te graba la voz, son ideales para un niño o una niña de 3 años. Te permiten esa interacción con el mundo que los peques están practicando continuamente.

Quiero contarte más cosas de ambos juguetes. En casa han entrado con muy buen pie, y son una excusa para jugar y reírnos, a la vez que el peque, sin darse cuenta, está aprendiendo muchas cosas.

 

Rocky Roquero

Como ves en el vídeo de mi pequeño, Rocky Rockero es estupendo para interactuar. Canta, baila, te imita,… y todo ello con una voz muy dulce.

Rocky Rockero ha sido uno de los premiados como mejor juguete 2018 por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes. ¿Por qué? Aquí tientes algunas de las razones:

  • Tiene una medida ideal para ser cogida para los pequeños. No me refiero tanto a la altura, sino para poder cogerlo con su manita.
  • El material es de plástico con diferentes texturas y formas, lo que es una forma más de estimular.
  • Los colores, las luces y los sonidos son muy atractivos. Tengo que decir que después de 9 años de maternidad, hay juguetes que a los pocos días “se estropean” y misteriosamente dejan de funcionar porque tienen sonidos insorportables. Esto aún no me ha pasado con ningún juguete Fisher-Price. Los diferentes estímulos del juguete están creados para no saturar a los pequeños.
  • ¿A tu peque le gusta la música? Estoy segura que aún no hemos oído todas las melodías de Rocky Rockero, que además son muy marchosas, y hacen que toda la familia acaben moviendo el culete 😉
  • Y el punto fuerte para mi hijo: la imitación. Que Rocky repita lo que él dice es lo más y le genera risas continuas. Esto es posible porque el ritual para para conseguir ser grabado un niño de 3 años lo puede aprender fácilmente (apretar el botón, esperar la señal, hablar y esperar a que repita). Esa sensación de “yo puedo”, “lo he hecho yo solo” es genial para reforzar su autoestima. Esto es algo que si nos ajustáramos a la edad propuesta, no podría lograr, si no es por mediación de un adulto.
  • Es un juguete ideal para usarlo en familia. Aunque con Rocky Rockero el niño puede jugar solo, ya que permite la interacción, los momentos son mucho más divertidos cuando otros miembros de la familia están incluidos. Te aseguro que las risas se multiplican.

Si te gusta saber más vía Podcast, te recomiendo que escuches este programa donde hablan de Rocky Roquero.

 

Tren de Robi

El Tren de Robi está indicado para niños desde los 6 a los 36 meses. Es un juego especialmente chulo para cuando los peques empiezan a gatear. Cuando tocas la chimenea del vagón del conductor, el tren comienza a andar. Solo andará unos centímetros y a una velocidad moderada, lo que ayuda a estimular que el peque le siga, animándole a gatear detrás de él.

Los tres vagones son insertables. No hay piezas pequeñas y los vagones se insertan fácilmente uno con otro. Los tres muñecos que vienen se ponen fácilmente encima de cada vagón. Muñecos con formas redondeadas y fáciles de coger y manipular.

Como muchos juguetes de Fisher-Price, además de su estética cuidada, el Tren de Robi es un juguete que enseña mientras los niños juegan. La música forma parte de estos juguetes. Podrás elegir entre muchas melodías y diferentes niveles de aprendizaje. Se practican jugando conceptos básicos como los colores, las formas, los contrarios o el abecedario. Y todo ello mientras Robi y sus amigos suben y bajan del tren con la ayuda del peque.

¿Quieres saber más del Tren de Robi? Ya puedes escuchar el Podcast

 

Sello de Calidad

Madresfera nos pide que probemos estos dos juguetes para que el experto que tenemos en casa, nos “diga” lo que le ha parecido. Me he convertido en la traductora del peque para ver si le gusta, y os puedo decir que su comportamiento lo dice todo. ¡Le encanta! Rocky Rockero se ha hecho un hueco en el salón, en la zona común de la casa, y muchas veces jugamos con él, y el tren de Robi no solo está en la habitación del peque, tiene parada en la cocina, el pasillo y, por supuesto, el Tren de Robi también tiene parada en el salón, donde toda la familia compartimos mucho tiempo juntos. 

 

Hasta la luna y más allá y su planazo para el 2019: la Selva Negra

Te dejo con la colaboración de Hasta la Luna y más allá para el Calendario de Adviento Viajero de Divertydoo 2018. ¡Qué lo disfrutes!

La Selva Negra es uno de los destinos más apetecibles para el verano, debido a la combinación de buen tiempo y lugares apetecibles para visitar, por lo que es el lugar de vacaciones que os proponemos para 2019.

La Selva Negra ocupa un territorio muy amplio, estando dividida en Alta, Media o Baja. Nosotros, en el presente artículo nos centraremos sobre todo en la parte baja, que tiene a Friburgo como su localidad más reconocible.

El alojamiento

Las posibilidades son muy variadas. Os recomendaría cualquier lugar cerca de Friburgo, pues te permite el acceso a numerosos sitios de interés. Una vez ubicado el sitio, ya queda en vuestras manos y vuestras preferencias elegir entre hotel, hostal, apartamento, casa rural o como fue nuestro caso una granja. Al ser una zona rural, son muchos los pueblos que ofertan caseríos en los que los niños pueden disfrutar de la presencia de animales. Nosotros elegimos la granja de Kirnermarteshof, de la que habíamos oído hablar muy bien en otros blogs. Fue un lugar maravilloso y que recomendaríamos a todo el mundo. Si queréis dormir allí debéis reservar con mucha antelación, pues el lugar se llena pronto.

¿Qué hacer allí?

Como os he ido diciendo, las posibilidades son inmensas, así que enumeraré algunas de ellas.

Visitar pueblos bonitos

Los pueblos son un encanto, con sus casas bajitas y bien adornadas y sus jardines. Hay muchos de singular belleza. Yo os recomiendo unos cuantos donde puedes pasar una agradable tarde paseando por su entorno como Sasbachwalden, Durbach, Seebach, Gengenbach o Heidelberg. De todas formas, investigad y encontraréis muchos más.

Subir en Rodelbahn

Fotografía: José María Ferrando, Hasta la luna y más allá

Los rodelbahn son muy populares en la zona. Son unos trineos que descienden por unas vías a toda velocidad. Entre los lugares donde puedes encontrarlos están Todtnau o Gutach.

Naturaleza

Fotografía: José María Ferrando, Hasta la luna y más allá

Es una zona de amplia vegetación, debido a las frecuentes lluvias invernales. Por este motivo, puedes disfrutar de bonitas cascadas como las de Todtnau o bonitos lagos como el Titisee, donde puedes dar un paseo en diferentes tipos de embarcación, etc. Otra opción, un poco más alejada pero que vale mucho la pena es visitar las cataratas de Rihn. Si tenéis ocasión, no os las perdáis. Y si os quedan ganas de ver cascadas, otra buena opción es visitar las cataratas de Triberg. En esta última opción, deberéis escoger un camino (hay 3 grados de dificultad) para acceder a las cataratas, con lo cual también nos vendrá bien para ejercitar nuestro cuerpo y hacer un poco de senderismo.

Visitar Friburgo

Fotografía: José María Ferrando, Hasta la luna y más allá

El mercado de Friburgo se ubica rodeando la catedral. Junto a los puestos de venta de artículos hay muchos lugares donde comer unas salchichas. Un día es un día y no hay que irse de allí sin dedicar un día a la Street Food. Entre todos los puestos
de venta destaca uno sobre los demás. En ese puesto encontramos los bachleboots, unos barcos que, tirados de una cuerda, van surcando los diferentes canales (bachles) que hay por el centro de Friburgo.

Parques de atracciones

Entre todos ellos destaca Europa Park, uno de los parques más grandes y bonitos de toda Europa que no te puedes perder. Además, otros más pequeños como Steinwasen park también son dignos de visita. En este último encontrarás animales a los que alimentar, muchas atracciones y ¡cómo no! un Rodelbahn.

Como veis, los alicientes son muchos, por lo que es una visita muy recomendable.

Y si queréis ampliar más, en el blog Hasta la luna y más allá podéis conocer más ideas y propuestas.

 

Planes anteriores del Calendario de Adviento Viajero 2018-2019: